Mitos y Leyendas 2

Las cujas

Antiguamente llamaban “cujas” a las personas que andaban vestidas de negro y con velo que les cubría parte del rosto. Salía en procesión a medianoche a purgar (eran almas que salían a satisfacer por algún delito que no habían confesado en vida)

Decían que pasaba a medianoche, especialmente en la víspera del “día de los muertos” y a quien encontraran en la calle o en la puerta de su casa, le regalaban una vela que al día siguiente se convertía en hueso. A los pocos días la persona fallecía. La creencia es que mirara a las cujas y recibir una vela es el presagio de su propia muerte.

El pescador

Una madrugada, un anciano salió a pescar a la playa Totoritas, cerca de la conocida “boca del rio”, pero lanzaba su anzuelo y no atrapaba ni un solo pez.

Camino mas allá y vio a un hombre vestido con una túnica negra tapado hasta el rostro. Aquel hombre estaba pescando y cogía abundantes peces. Sorprendido, decidió ubicarse a su lado pensando que en ese lugar pescaría lo mismo, le pasaba todo lo contrario que al otro individuo.

Desconcertado, le pregunto cómo hacia para pescar, pero por mas que le volvía a preguntar, el sujeto no contestaba. Entonces, enfurecido, lo cogió por el brazo, pero este cayó y se dio con la sorpresa que se trataba de un esqueleto.

Grande fue el susto, que dejo su red y no volvió a pescar más.

 

Peregrinación a calango

Narra la leyenda que a fines de la época colonial, tres viajeros; un chilcano, un maleño, y un calanguino venían del pueblo del primer lugareño con dirección a calango, cuando por una zona denominada “la cuesta” detuvieron su marcha ante una aparición impresionante: era la efigie de la santísima Virgen de la Candelaria, sorprendidos, se arrodillaron y oraron con devoción.

Ya más tranquilos del impacto, decidieron retornar a chilca, pero apenas levantaron la imagen, el camino se torno espantoso; lleno de espinas, abismos profundos, truenos, lluvia y hasta el rostro de la Virgen palideció.

Comprendieron los viajeros que no quería ir a Chilca pensaron entonces”llevémosla a calango y que se haga su santa voluntad”, Ni bien levantaron, la imagen se trono ligera, el sol alumbro con todo su resplandor. Bellas flores y rostro de la Virgen se mostro feliz.

Así llegaron los amigos hasta calango portando la imagen; la pusieron en una capilla, posteriormente construyeron una iglesia. Es por esta razón que los compañeros decidieron celebrar la fiesta en honor a Nuestra Madre el 02 de febrero de cada año, el primer domingo lo celebraron los chilcano; el segundo los maleños y la última fiesta la pasan los calanguinos.

Es así que los malenos, devotamente, hacemos peregrinación a calango en honor a la santísima Virgen de la Candelaria.

El Centauro

Muchos pobladores tienen la creencia que el centauro (monstruo mitad humano y mitad caballo) anduvo por las calles de Mala.

Por varias generaciones se cuenta que en un día, a altas horas de la noche, un morador del AA.HH. Dignidad Nacional, que regresaba de trabajar, vio a un hombre muy alto cogiendo un árbol, sorprendido y preguntándose cómo había sido posible que un hombre común alcance tal altura, se acerco y quedo desconcertado al ver que se trataba de un centauro.

Desde entonces, se cree que este personaje mitológico existió en nuestro distrito.

La Laguna encantada

“los Platanales” es un anexo que pertenece a nuestro distrito, en este pueblo es muy conocido un cerro denominado “Piñón”, precisamente. Al pie de este cerro se encuentra la “laguna encantada”.

Cuentan la leyenda, que al pie del cerro, muchos ganaderos traían a pastar sus vacunos, por la abundancia de hierbas que crece allí.

Una mañana, una pastora, sentada en la ladera del cerro observo cómo sus vacas se hundían y desparecieron lentamente.

Luego de esta historia, muchos moradores se acercan a observar la belleza del lago, mas no a bañarse por temor a desaparecer en esta laguna, que según refieren, están encantadas.

La Esfera de Fuego

Los moradores de los platanales, en su gran mayoría, dedicados a la agricultura, tienen por costumbre continuar con su regadío a la hora que haya disponible el agua.

Cierto día a la medianoche, un campesino que regaba amenamente sus plantas de pacae; vio que en una de ellas, brillaba “una bola de fuego” que impactaba su visión.

Todas las veces que regaba observaba que a esa misma hora resplandecía. Pero en cierta ocasión, miro que la esfera salió de la planta, avanzo hasta el cerro y allí despareció

Antes su desconcierto les conto a sus vecinos. Desde entonces, los moradores creen que debajo de esa planta había riquezas enterradas y si el señor la hubiera desenterrado antes que desaparezca la esfera, hoy tuviera fortuna en abundancia.

La esfera de fuego desapareció y con ella, según dicen la fortuna que pudo haber encontrado algún poblador, ya que muchos aseguran haberla visto, pero no se acercaban por temor a algún maleficio.

Los Plátanos

Las plantas de plátanos en el valle de Mala llevan de dos siglos y medio de existencia.

Moradores de cerro colorado y los platanales refieren que la planta de plátanos al igual que la higuera y las uvas atrae al “enemigo”

A través d generaciones se cuenta que la planta del plátano solo daba un fruto por tallo; pero años después, esta fue atraída por el demonio; por ello es que una cabeza de plátano de abundantes frutos; y por eso cuentan visiones de duendecillos y hasta del propio diablo.

En este anexo, existen zonas que se cultivan plantas ajenas al plátano, por temor a alguna aparición maléfica.

Ir arriba

Web Amigas

Contenido Interesante

 EL GRUPO DEL MOMENTO TALENTO PERUANO

JUEGA,CHATEA,VIDEOS Y MAS CATEGORIA

CINE SERIES 

Y MUCHO MAS...

PROGRAMAS   SERIALES  EXTRA CONTENIDO

EL MUNDO TUTORIAL, TUTORIALES DE TUS PROGRAMAS FAVORITOS

CODIGO HI5 MY SPACE Y MAS PARA TU WEB

Google
Plantillas web